jueves, 15 de enero de 2009

UN NUEVO AMANECER

El título de la entrada de hoy parece un mensaje de otros tiempos. Pero es la realidad de cada día.
Pasados los días de la nevada, vivimos unos días de transición. Ayer casi tuvimos Cencellada y la capa de nieve sigue firme. Según los mayores, esta nevada solo se la lleva otra.
La tierra suavemente va acumulando su reserva de agua. los manantiales y el río cada vez tienen el agua mas clara.

Esta mañana he abierto los laterales de los semilleros, que están cubiertos por un plástico de pocas galgas.


Las plantas jóvenes están muy bien y han desarrollado bastante estos días, bajo el manto de nieve. Las plantas de pensamiento muy pronto las trasplantaremos.




En el camino vemos las huellas que ha dejado un pájaro en la nieve.



La calma era general en la pradera y el sol se disponía a salir.

He captado entre otras, estas dos fotografías.

1 comentario:

gonzalo dijo...

tenes k buscar uellas de liebre k ahora con el fri bajan a los rastrojos y si vas atento las puedes llegar a ver tumabada y eso si seria la de dios
saludos