viernes, 30 de enero de 2009

EN LA ENFERMERÍA INFORMÁTICA I

Seguimos con nuestro ordenador fuera de combate. He ido al taller de reparaciones y está rodeado de otros compañeros de oficio con otro tipo de averías.

La información la han recuperado y los programas ya veremos.

Unas imagenes del taller de informática Gormaz, nos dan idea de su situación.

Su estado, deprime un poco. Son muchas horas juntos, día a día comentando las cosas sencillas, que ocurren en la Vega del río Ucero.


Su aspecto no es malo, pero la procesión va por dentro.

Oscar, un buen amigo le ha hecho una transfusión a un portátil, que me va a permitir utilizar los últimos materiales grabados por mi cámara.

Esta es una de las últimas imagenes que fueron a su disco duro.



Continuaré, publicando entradas, a pesar de los programas que me faltan.
No podré, de momento hacer lo que quiero, pero mas difíciles fueron los comienzos.

1 comentario:

Manuel Arribas dijo...

Lo importante es que se sienta rodeado de los seres queridos, unas velas en el Carmen y mucha confianza en el cuadro médico. Hoy día la medicina hace milagros.
Ánimo Santiago, que estos "tragos" los hemos pasado todos. Sin ir más lejos, hace unos días, el mío me cogió un terrible virus que ni podía abrir los ojos, así que tuve que meterle una pastilla "CdRomm" con antibiótico... en fin que has ha rejuvenecido en el tiempo, tanto que ni se acordaba de lo último que había hecho... Todo pasa.. que se recupere pronto.
Un abrazo.