domingo, 18 de enero de 2009

DESDE LA OTRA ORILLA.


El título de esta entrada está motivado por los correos recibidos, preguntando por el aspecto del río Ucero después de las nevadas.

Las aguas siguen muy claras y tranquilas. He observado que el nivel de las aguas ha bajado, esto significa que toda el agua caida es absorbida en su totalidad por una tierra sedienta .

He captado imágenes al otro lado del Azud de Barcebalejo. Todavía queda nieve en la zona.

La tranquilidad de las aguas nos deparan un espejo, propio de épocas estivales.


Los chopos aportan colorido en un entorno todavía con nieve.


El canal de la antigua fábrica de harinas, hoy minicentral de producción eléctrica recoge el agua que le cede el río, guardando el caudal ecológico.

La compuerta deja pasar el agua necesaria para el control del caudal.
Espero que mis amigos, amantes del río sueñen con futuras jornadas de pesca al ver estas imágenes. Mas por correo electrónico.

No hay comentarios: