miércoles, 28 de noviembre de 2007

LA CADENA DEL FRIO




Dicen y aconsejan, que los alimentos congelados no deben romper la cadena del frío. La naturaleza en este otoño seco y frío trabaja de la misma manera. Cuando el Sol desaparece en el horizonte todo llega a su calma, y le helada está asegurada.


La escala termométrica, que inventó Anders Celsius que nació tal día como ayer, el año 1701


daría fe de los mínimos del termómetro.

















El estado de congelación está garantizado, tímidamente tomamos algunas imágenes mientras el digital no se enfríe demasiado. La luna llena todavía, va perdiendo su poder y el cielo despejado hace el resto. En la Vega la helada se nota más. El parque de los niños recibe la tranquilidad de la noche cuando aparece la luna






Aprovechamos para recoger material que alimente el fuego del hogar. La estepa ( Jara ), es nuestro aliado aunque quizás estemos alimentando la teoría del calientamiento global. Aunque así vamos limpiando de maleza nuestros montes y en los claros que limpiamos se desarrollan mejor especies autóctonas de arbolado, entre los que destaca la Sabina cada vez con mas auge.
Ya, antes de atardecer en el gallinero, los gallos estimulan con cánticos a la fresca noche otoñal que se avecina. Una imágen sonora, que habría dado pié a un pianista ruso Anton Rubinstein ( en 1829 ) que nació tal día como hoy motivo para hacer alguna deliciosa composición musical.

No hay comentarios: