miércoles, 24 de octubre de 2007

LACTARIUS DELICIOSUS

Para celebrar, la entrada número 90, y la visita número 2258 que ha venido, según mi controlador desde Japón. Ha sido desde la ciudad de Yokohama . Otra sencilla receta propia de la época otoñal.
El titulo podría ser "nícalos a la cazuela".
Las imágenes pueden suplir mi explicación. Es una receta muy sencilla . primero una buena limpieza, porque en el entorno de esta seta tenemos mucha arena.
vamos a intentar poner animación a la operación de lavado.





Luego preparamos bien los ingredientes: ajos cortados en lonchas finas, para que den sabor. perejil, y trocitos de jamón, del que pega al lado del hueso, dicen que tiene mas sabor...


Freímos todo lentamente, primero los ajos y cuando casi están añadimos el jamón. Luego añadimos los nicalos después de secarlos un poco con un paño de cocina. Cuando están a media ebullición añadimos con generosidad vino blanco y casi al final un poco de pimentón de la Vera , el perejil y unos trocitos de pan que nos va a ayudar a espesar la salsa. Al final de la operación se añade la sal al gusto, una pequeña ebullición y al plato....

El peor enemigo de la cocina, como ocurre en otras cosa es la prisa, a fuego lento.

Y como segundo plato, mi mujer prepara unos huevos revueltos con gambas.

2 comentarios:

Diario de un burgense dijo...

Que buena pinta tienen esos nicalos. Uhmmmm.

Saludos desde Diario de un burgense.

nax dijo...

Madre mia, que buena pinta todo. Me han comentado que este año apenas hay niscalos para cojer. Todos los años suelo ir algun dia a ver si cojo alguno y luego cocinarlos. Realmente increibles!!