sábado, 20 de octubre de 2007

LA NOCHE

La noche de la meseta, va permitiendo observar el cielo, un entorno silencioso y nuestra Luna aumenta de tamaño, camino de su máximo esplendor. La temperatura es aceptable y se siente una ligera brisa, con un cierto susurro, que sólo se altera con el ruido que producen los aviones. Esta noche se oyen poco, lo que significa que la presión atmosférica está alta y no se regarán nuestros montes y los Hongos y Setas tendrán poca presencia .

No hay comentarios: