domingo, 2 de octubre de 2011

SIGUIENDO AL REBAÑO

Estos días de otoño, las temperaturas nocturnas descienden poco a poco, las diurnas siguen manteniéndose. La escasez de lluvias está dejando las praderas en estado lamentable.
El rebaño sigue su labor de pastos y rastrojeras.
Sus movimientos son visibles desde lejos. La sequía provoca una nube de polvo con sus movimientos.
A media tarde el pastor las lleva a la taina. Sus lentos movimientos me permiten hacer un acopio de fotos .
La selección es difícil y la lucha con el polvo del camino se hace constante.
Las sabinas junto a la taina, en otros lugares tenada, dan cobijo al rebaño.

No hay comentarios: