viernes, 29 de enero de 2010

SENDERISMO. I E. S. SANTA CATALINA

Mañana sábado, se reanuda la actividad del grupo de senderismo del I. E .S . Santa Catalina de El Burgo de Osma.



La estación de autobuses , es el lugar de encuentro y las nueve de la mañana la hora elegida.



Nicanor me ha enviado la documentación que os transcribo.




Año IV Ruta nº 24
SORIA - GARRAY - SORIA
30 de enero de 2010

SENDERISMO CON EL IES SANTA CATALINA (BURGO DE OSMA)

SALIDA y RETORNO

Saldremos de la Estación de Autobuses de El Burgo de Osma a las 9 de la mañana. Regresaremos en torno a las 19 horas, al mismo punto.

EQUIPO

Es la primera ruta en la que vamos a alternar asfalto y campo. El asfalto es duro y castiga mucho el pié por lo que unas zapatillas de deporte serían el calzado más adecuado, pero, y ahora entra la meteorología en juego, se anuncian para el viernes y el sábado precipitaciones en forma de lluvia o nieve por lo que es aconsejable no prescindir de nuestras gotelé. Una vez que salgamos de Soria capital, transitaremos por senderos en buen estado, salvo que las lluvias (65% de probabilidades para el viernes 29) hagan un poco más incómoda la marcha.
A tres días vista, las previsiones meteorológicas para el sábado 30, hablan de un 60% de probabilidades de precipitaciones y de temperaturas entre los 4o de máxima y los - 2o de mínima para la zona de Soria.
Como siempre, recordamos el material básico que nunca nos debe faltar: mochila ligera, chubasquero, protección para la cabeza, cantimplora o botella de agua, barritas de cereales, frutos secos… Como el tiempo está tan frío, incluiremos entre nuestros pertrechos forro polar, guantes y gorro.
Salvo que el grupo sea muy numeroso, salimos con nuestros coches.
La comida la haremos en el campo, en el famoso soto de Garray, si la nieve no lo impide.




POBLACIONES

Soria

La ciudad de Soria está asentada en el collado que forman los cerros de El Castillo y el Mirón, por cuya vaguada transcurría el viejo camino hacia Aragón. A su calle principal todavía la llaman “El Collao”.
La capital de la provincia está repleta de pequeñas y grandes joyas que en este paseo no podremos saborear despacio. Santo Domingo, construido en la segunda mitad del siglo XII, posee una completa y rica fachada románica que se estudia en todos los manuales de arte español. San Juan de Rabanera, del siglo XII, es una muestra peculiar del románico castellano, con un interesante tímpano. Cerca ya del Duero se encuentra la concatedral de San Pedro, de portada plateresca y claustro románico del siglo XII. En la margen izquierda del río, fuera ya de la ciudad, se levanta uno de los monumentos más originales del arte románico: San Juan de Duero. Antiguo monasterio templario, conserva aún la columnata de su claustro originalísimo, de traza románico-oriental. Siguiendo la margen izquierda del río se encuentra la ermita de San Saturio, patrón de la ciudad, que se levanta sobre una roca al borde del agua. Construida en el s. XVIII, de planta octogonal, su interior está totalmente decorado con pinturas de Antonio Zapata., sin mucho valor artístico, pero que permiten ver cómo era Soria en aquella época. La ciudad, a diferencia del Burgo, de ahí que terminase siendo la capital de la provincia, contó con una poderosa nobleza civil que se hizo construir palacios y casas señoriales blasonadas con puertas a la calle Real, a la de la Aduana Vieja, a la de Zapatería y a la de los Caballeros. Solo en las fotos de principios de siglo podríamos hacernos una idea de la importancia de estas casonas, hoy muchas de ellas en ruinas o desaparecidas. Mención aparte merece el palacio de los Condes de Gómara, joya de la arquitectura civil soriana y buen ejemplo de palacio renacentista. Su equivalente en el poder eclesiástico, sería la catedral del Burgo. Gran interés divulgativo tiene el Museo Numantino que guarda hallazgos procedentes de la ciudad de Numancia junto a restos prehistóricos de Torralba, de la villa romana de Cuevas de Soria o de Úxama y Tiermes.

Garray

A siete Km. de Soria, al pie del cerro que da acceso a Numancia, se encuentra Garray. La antigua población, en la confluencia del Tera y Duero, se concentra en torno a la iglesia gótica de San Juan Bautista (siglo XVI). En las antiguas escuelas, el Ayuntamiento de Garray ha instalado un Aula Arqueológica, dedicada al Cerco Romano de Numancia, que complementa la visita al yacimiento arqueológico.
Garray es encrucijada para las comunicaciones con La Rioja, Navarra y País Vasco, así como puerta de acceso a la zona del Valle del Tera y a la comarca de Tierras Altas.






LOCALIZACIÓN

Está vez nuestro camino no tiene pérdida, desde El Burgo cogeremos la N-122 hasta Soria capital y una vez allí comienza nuestra ruta.

ITINERARIO

Nuestra ruta se inicia en el Parque de la Alameda, La Dehesa. Desde aquí seguimos en dirección a la Diputación Provincial, para continuando por la Calle de los Caballeros llegar hasta el Paseo de Santiago que nos llevará hasta el Castillo (1,5 Km.), uno de los dos cerros que dominan Soria y dónde se ubica el Parador Nacional “Antonio Machado”. Daremos un paseo para poder disfrutar de las vistas de Soria y del entorno que crea el Duero a sus pies. Como dice el gran Blas Taracena, “vista Soria desde aquí muestra su razón de ser que no es otra que la guerra”. El Castillo domina el paso que comunica las tierras del Alto Duero castellano con las del Ebro.
Abandonamos el parque del Castillo por su zona oeste, más o menos a la altura del cementerio. Bajamos por un sendero peatonal en dirección al Duero hasta llegar a su margen derecha dónde tomaremos el Paseo de San Saturio hasta la pasarela que se encuentra justo enfrente de la Ermita del patrón de Soria (2,8 Km.). Estamos atravesando el arco de ballesta que forma el Duero a su paso por Soria.
Una vez en la otra orilla, desandamos el camino en dirección a San Polo, la encantadora y enigmática iglesia románica que atravesamos por un túnel abovedado. San Polo tiene en sus piedras el enigma del mundo templario, como le pasa a San Bartolomé de Ucero. Todo lo que ahora vemos pertenecía a la antigua ermita del monasterio. Machado se empapó de este paisaje que estamos pisando para toda su vida: “He vuelto a ver los álamos dorados, álamos del camino en la ribera del Duero, entre San Polo y San Saturio…”
Un poco más arriba de San Polo volvemos a cruzar a la margen derecha del Duero en la zona conocida como Sotoplaya, soto y antiguo molino a los pies del Parque del Castillo. Tomamos ahora, en dirección al puente sobre el río, el Paseo de San Prudencio hasta alcanzar la Calle de San Agustín que no es otra que la antigua N-122 a su paso por la capital. Seguimos en dirección a la Concatedral pero antes de llegar nos desviamos a la derecha para coger la pendiente de la Calle de Santa Cruz (¿cuántos santos llevamos ya?). Arriba hemos alcanzado un mirador muy querido por los sorianos y que quizá por eso se llama así, El Mirón. A disfrutar ahora de las vistas desde el otro monte que rodea Soria. A nuestros pies el padre Duero y los Arcos de San Juan (5,6 Km.)
El Paseo del Mirón, en dirección oeste, nos lleva hasta enlazar con la antigua carretera de Logroño. La seguimos unos 500 m. y habremos alcanzado el nuevo sendero que ha abierto el Ayuntamiento soriano hasta la ciudad celtíbera de Numancia-Garray. Este sendero, bien señalizado, nos llevará hasta la mitad de nuestra ruta. Cruzamos por un puente de madera la carretera que circunvala Soria y enlazamos con un tramo de Cañada Real (7 Km.). A nuestra derecha el antiguo campamento romano de la Dehesilla. Vamos casi paralelos a la carretera y ya podemos ver el cerro de Numancia. Entramos a Garray por el puente de la N-111(11,5 Km. aprox.). Cruzamos y nos dirigimos hacia el Soto donde comemos.
Para la vuelta cambiamos de recorrido, dejamos la antigua Cañada y nos vamos al encuentro del Duero. Cruzamos otra vez el puente en dirección Soria, y nada más hacerlo nos desviamos a la izquierda para seguir un sendero paralelo a la margen derecha del Duero. A unos 300 m. nos encontramos con una de esas rancias harineras castellanas. Será un paseo en torno a cuatro Km., siempre acompañados por el canturreo del Río. Queda la posibilidad de volver al sendero de ida, si a la altura de la primera curva del Duero el camino se complica (13 Km) o el terreno está alambrado. Cuando crucemos de nuevo la circunvalación en dirección a Soria ya habremos andado en torno a los 15 o 16 Km. Atravesaremos ahora campos de labor hasta volver a la ciudad a la altura de Santa Bárbara. Una vez aquí callejearemos hasta alcanzar la magnífica Iglesia de Santo Domingo, siempre bajando. Tomaremos la Calle Numancia hasta la Plaza Herradores y ya podremos oler a chocolate y churros, bien merecidos por cierto (18 Km. aprox.)


DISTANCIA/TIEMPO EMPLEADO

Tipo: circular. Vamos a recorrer 18 Km. aproximadamente, con un tiempo estimado de 5 h.

Desnivel: 159 m. aprox.

Dificultad: Baja

Mapa 1:50000: 350
Los Interesados de última hora, pueden acercarse al lugar de la cita.

No hay comentarios: