jueves, 14 de mayo de 2009

HACIA EL NUEVO HOGAR

Hoy, cuando he ido a comprar comida para mis gallinas y faisanes, he coincidido con el camión que suministra aves para abastecer a las personas que tienen gallineros.

La mirada de los nuevos inquilinos, ha captado mi atención.


Las pollitas ponedoras, los pollos para engorde y los pavos, después de un caluroso y ajetreado viaje buscaban con afán al nuevo propietario.


Sus miradas eran atentas, yo sólo era un comprador de alimento. Eran como una llamada en un mercado, buscando un posible comprador que las liberase de esa cárcel de madera que les había acompañado en el viaje.

Las imágenes hablan por sí solas.


Los pavos para la próxima navidad, estaban muy atentos.



El resto, esperaba paciente el nuevo hogar... El final de la historia es conocido.