domingo, 2 de noviembre de 2008

EN LA TUMBA DE LEONOR



Despues de cumplir con la tradición de llevar flores a mis padres y familiares, pasé por la Tumba de Leonor.


La sensación fue un poco deprimente, la austeridad del entorno ayudadaba a pensar que nuestra soriana está un poco olvidada.
















Pasando por el Paseo del Epolón vemos un mural grandioso, que contrasta con la sencillez del entorno donde reposa Leonor.