lunes, 19 de mayo de 2008

LAS AGUAS, VUELVEN A SU CAUCE

Siempre ha sido así. Después de la tormenta viene la calma.


En nuestro recorrido por la vega del Ucero, encontramos vida micológica: Senderuelas, Agáricus ( champiñón ) y todavía Perretxikos.








También, los restos del exceso de agua . Nidos estropeados, y árboles arrastrados por la fuerza de las aguas.











Pero estas aguas, que han caído suavemente, nos dejan contemplar las flores de primavera, como el Cantueso.






Haz clic para ampliar

























Hoy que finaliza la Luna en creciente nos ofrecía un atardecer relajante que captó nuestra cámara.

No hay comentarios: