domingo, 20 de enero de 2008

DESPUES DE LA MATANZA. LA CALMA


Pasado el fragor de la matanza del Virrey, viene la tranquilidad.

Atrás dejamos el calor de la caldera donde se elaborarán la morcillas, que aquí en El Burgo se hacen buenas. El vapor, del agua en ebullición nos transmite aromas y el sabor de las especias.
Quizás sea por los aturdidores pero en nuestro entorno la tranquilidad sigue .
Nuestras gallinas incubadoras siguen su proceso aplastadas sobre los huevos con un ritual ancestral.
Solo se ve alterado el orden que existe en el corral por las peleas de los gallos que defienden su parcela ante sus vecinos. Es el poder territorial.

No hay comentarios: