viernes, 7 de febrero de 2014

TRASPLANTANDO SIEMPREVIVAS

 las siemprevivas son unas plantas fáciles de cultivar. Les gusta  el sol
Existen muchas variedades, todas se caracterizan por tener una roseta de hojas central que se va bifurcando con una serie de ramificaciones de las que van saliendo nuevos hijuelos creando pequeños montículos.
En  el cultivo de las "siemprevivas"  utilizaremos recipientes con poco volumen .
 
Es importante que tengan un buen drenaje.
 Para el trasplante sacamos la planta de su recipiente y la plantamos en el centro del nuevo recipiente .
 Los brotes con  raíces los  trasplantamos  y así conseguiremos multiplicar las  plantas.
 Presionamos la tierra abonada.  Introducimos  la raíz en la tierra y regamos.
          
 
 
 
 
 
 

1 comentario:

Louisette dijo...

I love this plant, greeting from Belgium