lunes, 17 de febrero de 2014

UN DIA DE CALMA

Hoy la jornada ha estado tranquila. Después de las borrascas el anticiclón se ha impuesto.
Cinco grados bajo cero al amanecer dejaban ver los carámbanos en las ramas de las zarzas.
Los patos ajenos al frescor matinal.
El ocaso nos dejaba tonos típicos del invierno soriano.
La Torre de la Catedral siempre esbelta.
Desde la tapia del Seminario.
Entre los dos puentes.
Frente a la muralla.

No hay comentarios: