domingo, 30 de junio de 2013

TRASPLANTE DE FICUS BENJAMINA

El Ficus Benjamina es una planta que se adapta muy bien en el interior de las casas.
Necesita luz, pero no quiere sol directo. Las corrientes de aire le perjudican y agradece  un rociado diario.
 Cuando tiene algún problema tira las hojas, si las pierde todas  la trasplantaremos y le añadiremos abono líquido y hierro  si están amarillas.

Preparamos una maceta mayor que la anterior y le añadimos cantos rodados para drenaje.
Limpiamos el cepellón
Recortamos todas las raíces.

Colocamos el cepellón .
Rellenamos con una mezcla de mantillo y tierra cribada.
Retacamos y consolidamos la maceta.
Podamos y despuntamos. Podemos observar la salida de látex . Es normal. Con un papel lo recogemos y enseguida se seca. Podemos añadir un sellante, pero no es necesario.
Con los esquejes podemos preparar planta nueva.
Un poda fuerte y con hormonas de enraizamiento  lo colocamos en una maceta pequeña.
Regamos la planta por el plato y guardamos unos días a la sombra.