viernes, 20 de julio de 2012

EN EL OCASO

El día ha sido menos caluroso de lo previsto, pero el viento curtía la piel.
El ambiente es muy seco. Sólo al amanecer las gotas de agua decoran las plantas proporcionándoles el frescor que durante la jornada necesitan.

Las nubes que  surgían del norte y  poniente, han permitido  en el entorno del ocaso contemplar imágenes relajantes.
Cada segundo es distinto.
La luz del sol se va apagando lentamente.

El ocaso ofrece una amplia gama de colores.
Poco a poco la noche avanza.  Aves y pájaros ofrecen un sinfonía digna de escuchar.


No hay comentarios: