martes, 11 de enero de 2011

SEMBRANDO TOMATES

Los días van creciendo en luminosidad y es buen momento para iniciar las siembras. Hoy he comenzado por los primeros tomates.
Dos jardineras, que una vez preparadas y sembradas guardaré para su germinación bajo cubierto. Esta primera siembra la hago en cama fría.
La primera tarea es hacer unos orificios para facilitar la evacuación del agua sobrante y por el contrario para regar por capilaridad.


Todos los semilleros llevan la misma estructura. En la parte inferior un drenaje. Sigue una mezcla de tierras buscando un PH adecuado. Los de cama caliente incorporan una capa prensada de estiércol de caballos. En la parte superior un mantillo cribado donde sembraremos.

Una operación interesante es la desinfección de la grava para evitar posibles enfermedades. Un método muy sencillo es una fuente de calor y una chapa metálica encima, donde la colocamos .
Comenzamos a rellenar las jardineras con grava.
Echamos la mezcla de tierras, fundamentalmente de pinar de PH muy bajo , de sabinar y de toperas, muy rica en sales minerales. En la parte superior el mantillo.
Una vez llenas las jardineras retacaremos la tierra. y regaremos con agua tibia para compactar la base donde situaremos todas las semillas.
Un papel de color sirve como distribuidor..
Finalizada la siembra, taparemos con una fina capa de mantillo cribado. y cubrimos con plástico para forzar la germinación.








































2 comentarios:

Manuel Arribas dijo...

Toda una lección. Más claro y mejor imposible.
Un abrazo
Manuel

Santiago Bartolomé dijo...

gracias Manuel.