domingo, 21 de noviembre de 2010

UN DIA DE OTOÑO EN EL PARQUE.

La mañana ha estado desapacible. La humedad reinante y un ligero viento, dificultaban el contemplar la belleza del entorno.
En primavera publiqué unas entradas en el blog. En aquella época la luz era mas viva y el colorido era atractivo. Un día como hoy gris te permite ver unas tonalidades distintas.

Los plataneros del paseo, libres de hojas muestran su acertada poda.
Su diámetro va adquiriendo buena dimensión. Tienen mas de veinte años.

Las tonalidades amarillentas contrastan con el colorido de los madroños. En este pequeño árbol comparten en esta época las flores y los frutos.

El tratamiento para plagas me impiden saborear estas deliciosas bayas, típicas de otras regiones.He hecho una recolección de las caídas en el suelo para hacer unos semilleros. Siempre que recojamos semillas de árboles debemos de hacerlo de los frutos recién caídos, tendremos mas porcentaje de germinación.

La torre de la Catedral , vigilante permanente.

El parque infantil silencioso, en espera de sus clientes habituales .













































No hay comentarios: