miércoles, 25 de agosto de 2010

PICHONES DE SIETE DIAS

Mis pequeñas palomas mensajeras, siguen aumentando su prole. Siempre observo sus momentos de incubación. Los machos de día y las hembras por la noche. Es la tónica general.
Una cáscara de huevo fue la señal del nuevo nacimiento. Si no las viésemos, porque se las comen las gallinas, cuando la hembra está en el nido a mediodía, es que dos nuevos pichones han nacido.

La imagen está movida, la paloma se defiende con sus alas y no deja tocar a sus crías. Es un testimonio.

Pasada una semana la hembra va a buscar su comida para alimentar a sus pequeños. Momento que intento grabar y me resulta difícil.

En un vídeo, con sonido original podemos observar sus tímidos latidos.


1 comentario:

Anónimo dijo...

son hermosos yo ahoraestoy con un pichon de paloma ya q me encontre un huevo lo cuide y nacio,bueno a final de cuentas son hemosos