martes, 15 de diciembre de 2009

EL CAREA

Un sol de otoño, a seis días del inicio del invierno, obliga al pastor a sacar las ovejas.

La temperatura es menos fría que ayer y el aire procendente del norte se hace sentir.


El pequeño perro carea se entrena en una difícil tarea. Las ovejas, a veces, son un poco tozudas.



A pesar de su pequeño tamaño, se hace valer ante las experimentadas ovejas.

Al final, el rebaño sigue al pastor por la cañada.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Tan pequeño y tan útil. Buenas fotos.