miércoles, 18 de noviembre de 2009

EN LA PRADERA

En un otoño seco y caluroso salimos a recoger setas de cardo.

Las brumas del amanecer y las nubes ayudan a las setas a mantenerse. quieren salir y el mínimo vestigio de agua las hace aparecer.

El sol al amanecer llamaba la atención de mi cámara.

Hoy la tarde ha sido propicia. En un vídeo recordamos el momento del encuentro micológico.

2 comentarios:

Manuel Arribas dijo...

Que sepas, que esas te las dejé para que pudieras hacer el video.
jeje.
Un abrazo
Manuel

Santiago Bartolomé dijo...

Si vines por aquí casi seguro que las pruebas. saludos