martes, 5 de mayo de 2015

EN LUNA LLENA

Iniciamos la luna llena de mayo, las temperaturas bajan unos grados y el viento de poniente refresca el ambiente. Si el cielo se despaja las mínimas pueden hacer peligrar la floración.
La luz resalta el paisaje y proporciona reflejos en el azud de Barcebalejo.
El río ucero discurre con agua muy clara y tiene poco caudal.
Los atardeceres siempre son un espectáculo digno de contemplar.

No hay comentarios: