viernes, 9 de diciembre de 2011

TRAS LA GARZA ALBINA

Llevaba varios días intentando fotografiar una garza albina y esta fría mañana he tenido buena oportunidad.

La temperatura era fresca, menos de tres grados negativos, pero la oportunidad siempre tienes que aprovecharla.El estribo del puente me ha servido de trípode y de escondite. No he podido acercarme más.Su afán por capturar pececillos, me ha facilitado la tarea.
Un vídeo nos muestra su pericia para buscar el alimento.

No hay comentarios: