viernes, 4 de noviembre de 2011

NOCHE DE LLUVIA

Unas borrascas otoñales van dejando su rastro deseado de agua. No son de gran intensidad, pero poco a poco van limpiando nuestra atmósfera y el arbolado va recuperando su color típico de esta época.Casi llevamos recogidos 20 litros, es poco para los trabajos agrícolas, pero va siendo útil para el desarrollo de los micelios en el mundo micológico.

Entrada la noche, el Burgo de Osma ofrece un aspecto exquisito para la contemplación, para memorizar y guardar en nuestras cámaras.
La Plaza Mayor ofrece un espectáculo visual digno de contemplar.
La calle mayor nos deja unos tonos dorados difuminados por los viandantes.
La Plaza de la Catedral, un lugar silencioso , en un mundo de recuerdos medievales.