martes, 5 de julio de 2011

PRUEBAS DE INJERTOS

Hace ocho días que preparé nuevos injertos en tomateras. El calor propio del verano no permite hacer el injerto tipo omega. Las condiciones de humedad necesarias son difíciles de conseguir en el huerto.




Podemos observar como se han unidos las dos plantas.
Me preguntan, por correo, aficionados a estos temas expresando sus dificultades. Siempre comento un ejemplo. A veces, una rama de un rosal, de un árbol de una planta de interior se desgaja y lo primero que hacemos es cortar con la tijera. Siempre tenemos la opción de sujetar con cinta eslástica y esperar para que agarre. En casi todas las ocasiones el resultado es positivo. Pienso que es algo difícil pero no imposible. Es importante buscar la mayor superficie de contacto. Un buen método es hacer una aproximación de dos plantones previamente recortados en forma de cuña.

Con este sistema tenemos las dos plantas enteras mientras se produce el injerto.

Cuando el injerto ha cuajado cortamos el tallo del patrón y dejamos el del injerto.

Protegemos con cinta elástica .

Cuando pasen un par de días recortaremos la parte inferior del injerto.