sábado, 18 de junio de 2011

INJERTO DE TOMATES.

El injerto, es una técnica sencilla . Siempre que preparemos un injerto tenemos que tener la seguridad de que sea compatible. Es una técnica muy empleada en tallos leñosos, árboles y arbustos.





Desde que realizamos el injerto hasta que comprobamos se resultado tiene que pasar el ciclo anual.

En las platas de tallo anual el resultado se aprecia en la misma temporada hortícola.

El objetivo que busco al practicar estos injertos es el conseguir patrones resistentes a las enfermedades.La práctica de hoy es con tomates. El patrón es tomate de la variedad tres cantos y el injerto de tomate híbrido.
Es recomendable el buscar la mayor superficie de contacto. El sistema omega da buenos resultados y las dos partes encajan perfectamente.
Con unos alicates preparados realizamos el corte en omega.


encajamos las dos partes.

Ajustamos con una cinta elástica como las que se emplean para los injertos de la vid. Se sujetan las dos partes bien y al engrosar la planta la cinta cede y no produce estrangulamiento.
Un riego y guardamos en una zona con temperatura media y buen grado de humedad.
















1 comentario:

Manuel Arribas dijo...

Toda una lección, como a las que siempre nos tienes acostumbrados.
Un abrazo.