viernes, 12 de marzo de 2010

LA HERENCIA

Hoy nuestros campos y todo el entorno, a pesar de haber sido un día luminoso, ha estado huérfano. Nos ha abandonado un gran escritor enamorado de la naturaleza.


El río, santuario de las truchas, tenía tientes grises en una tarde soleada.



El atardecer, estaba mas diluido que en días anteriores.


El retorno de la migración de las aves, inicia su andadura.



Los pequeños bandos sortean el viento del norte rozando las copas de los árboles. Antaño se llamaba a esta época la traspasa, práctica de caza que ahora no está permitida.
Delibes que hoy nos ha abandonado, era un cazador amante de la naturaleza. Desde aquí nuestro recuerdo y admiración.
Hace un par de meses me regalaron una pareja de palomas mensajeras, y mi sorpresa ha sido que las dos son hembras. Han puesto dos huevos cada una.
Todavía no se los he retirado. En un vídeo que voy a procesar veremos como una de ellas defiende su postura ante la proximidad de mi mano.

No hay comentarios: