jueves, 15 de octubre de 2009

LA COSECHA DEL GIRASOL.

La vida en la vega del río Ucero, sigue su actividad otoñal.

Las parcelas se ven visitadas por las cosechadoras de girasol. La máquinas son las mismas, pero los peines son distintos. La velocidad de recogida, es mayor que en la del cereal.


Viendo la salida de la pipa al remolque parece el oro negro de la agricultura. No es por su futuro precio sino por el color.

El tamaño de las máquinas produce un poco de respeto, son los gigantes de las parcelas.Los girasoles, tienen fuertes y profundas raices.En un descanso, César comprueba las cuchillas.La amabilidad de Miguel angel de Alcoba de la Torre me ha permitido captar buenas imágenes.Después del ocaso del día la cosechadora sigue trabajando, mientras la humedad no se acumule.

Con el material fotográfico obtenido publicaré un vídeo.

No hay comentarios: