lunes, 23 de febrero de 2009

UN DÍA GRIS, en el recuerdo


A dos días de la luna nueva, onomástica de Händel , nacido en 1685. El menguante nos ha ofrecido una mañana de niebla.

Nos recuerda un día del año 1981, que fue gris .

El sol de febrero, nos dejará ver su luz que todavía no puede levantar la niebla.

En nuestro recorrido por la vega he captado estas imágenes.

Todavía los colores del entorno están apagados. Esperemos que se cumpla el refrán " mañana de niebla, tarde de paseo"

No hay comentarios: